Por: Ana Carolina Ureña (aurena@lovill.com)

La Dirección General de Ingresos de la República de Panamá (DGI) emitió la Resolución No. 201-3616 el pasado 4 de junio de 2018, publicada en Gaceta Oficial No. 28447-A, mediante la cual establece una nueva clasificación fiscal para sociedades anónimas constituidas en Panamá de la siguiente manera:

CATEGORÍA A: FUENTE PANAMEÑA.

Las sociedades que reciben renta de fuente panameña tendrán la obligación de presentar declaraciones de renta desde el momento de su inscripción, así como presentar declaración de renta final, al momento de su disolución.

CATEGORÍA B: FUENTE EXTRANJERA.

Se consideran rentas de fuente extranjera aquellas descritas en el parágrafo 2 del artículo 694 del Código Fiscal y en el artículo 10 del Decreto Ejecutivo No. 170 de 1993.

En esta categoría se ubican actividades tales como: dirigir, desde una oficina establecida en Panamá, transacciones que se perfeccionen, consuman o surtan sus efectos en el exterior; distribuir dividendos de personas jurídicas que no requieran Aviso de Operación o no generen ingresos gravables en Panamá; intereses, comisiones financieras y otros rubros similares, provenientes de préstamos, líneas de crédito o de cualquier otro tipo de operación financiera realizada con personas jurídicas, independientemente del lugar de domicilio o constitución, otorgadas, reconocidas o concedidas en el exterior en tanto que estas personas perciban o devenguen exclusivamente ingresos que no se consideren producidos en Panamá; entre otras.

CATEGORÍA C: FUENTE EXENTA Y NO GRAVABLE.

Se considerarán como exentos y no gravables, aquellos ingresos que se obtengan producto de aquellas actividades que se encuentran descritas como tal en el Código Fiscal y en el Decreto Ejecutivo No. 170 de 1993.

Algunas rentas que pertenecen a esta categoría son: Intereses que se reconozcan o paguen sobre los depósitos de cuentas de ahorro, a plazos o de cualquier otra índole, que se mantengan en las instituciones bancarias establecidas en la República de Panamá, ya sean depósitos locales o extranjeros; embarcar o desembarcar, en puertos panameños, pasajeros en barcos que efectúen travesías en aguas nacionales o a través del Canal de Panamá; cánones de arrendamiento provenientes de contratos de arrendamiento financiero internacional de naves mercantes y aeronaves, dedicadas al transporte internacional; rentas exoneradas por leyes especiales como Panamá Pacífico; entre otras listadas en la ley.

Aquellas sociedades que reciban renta mixta, es decir tanto de fuente extranjera como de fuente panameña, pertenecen a la Categoría A.

Toda sociedad anónima constituida en Panamá tiene la obligación de actualizar sus datos y clasificarse correctamente a través de la plataforma E-tax 2.0 con su Registro Único de Contribuyente (RUC) y Número de Identificación Tributaria (NIT).

Si tiene alguna duda sobre este tema o quisiera ampliarlo más, llámenos al +(507) 215-3215 y con gusto le atenderemos.