Por Fernando A. Jaen Rettally – Abogado Lovill LatamLex  (fernando@lovill.com)

Elizabeth Heurtematte – Socia Lovill LatamLex (eheurtematte@lovill.com)

El programa Basura Cero fue un esfuerzo de la Alcaldía de Panamá por mejorar la gestión de residuos sólidos en la ciudad impulsando la reducción del consumo y la reutilización de materiales, entre otros aspectos. El éxito del programa motivó a que en septiembre de 2014 se presentara un proyecto de ley para convertirlo en una política pública, el cual fue aprobado en febrero pasado para que la ahora llamada Ley Basura Cero entrara en vigor a partir del 1 de junio 2018.

La Política Basura Cero está basada en el concepto de economía circular, una estrategia que busca el máximo aprovechamiento de los recursos al punto de reutilizar los residuos que estos puedan generar, reduciendo los niveles de emisión de gases de efecto invernadero y dióxido de carbono, al tiempo que genera beneficios a la población gracias a la creación de puestos de trabajo.

Esta política tiene un enfoque integral gracias a que involucra a autoridades municipales (Municipio de Panamá – MUPA), gubernamentales (Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario – AAUD), organizaciones no gubernamentales (Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza – ANCON), empresa privada (Cervecería Nacional – CN) y población en general a través del Programa Nacional de Educación para Promover la Cultura Basura Cero.

La Ley Basura Cero tiene aplicación a nivel nacional como respuesta a una problemática de igual magnitud, pues se estima que 45 mil toneladas de residuos se envían al relleno del Cerro Patacón mensualmente, lo que está causando daños al ambiente en la ciudad de Panamá y representa grandes pérdidas por los materiales valiosos desaprovechados. De no intervenir de esta forma se corría el riesgo de crear problemas de salud pública, la contaminación de ríos y mares y la aceleración del final de la vida útil del relleno sanitario local.

Involucrando a toda Panamá

Hacer de Basura Cero una política pública a nivel nacional obliga a que las autoridades nacionales, provinciales, comarcales y municipales, así como la ciudadanía en general, adopten medidas para prevenir y reducir la generación de los residuos, incentivar su separación desde la fuente, su recolección y transporte diferenciado, así como su adecuado reciclaje, aprovechamiento, tratamiento, co-procesamiento y disposición final.

La correcta gestión de los desechos sólidos requiere un esfuerzo conjunto y coordinación de todos los municipios para realizar planes de minimización, reciclaje y aprovechamiento de residuos, a fin de generar economías de escala en las campañas de separación desde la fuente y para organizar la oferta y la demanda de bienes reciclados y aprovechados.

Cada sector tendrá su competencia en la gestión de desechos sólidos. En el caso de los municipios, velarán por la gestión de los residuos de origen domiciliario y comercial, apoyadas por la AAUD, que además establecerá el sistema y los métodos para recopilación de la información y su verificación, así como para la publicación de los informes respectivos que contengan las estadísticas nacionales. Las entidades públicas y privadas están obligadas a modificar su sistema logístico y de manejo de sus residuos, recolectando los desechos generados por sí mismos o por terceros relacionados, ya sea por su funcionamiento como por sus inversiones en obras, para su reciclaje y aprovechamiento. Mientras tanto el Estado promoverá la investigación y cooperación técnica, a nivel nacional e internacional, para el fortalecimiento de las capacidades técnicas y de innovación que contribuyan a la reducción y el manejo integral de residuos.

Existirán sanciones por el incumplimiento de la ley, las cuales pueden variar entre la amonestación oral o escrita, represión pública, trabajo comunitario o multas que oscilan entre los 10 y 1000 balboas. Sin embargo, la expectativa está puesta en el cumplimiento de la ley, ya que Basura Cero es una política que beneficia al medio ambiente y a toda la población panameña.

Si tiene alguna duda sobre este tema o quisiera ampliarlo más, llámenos al +(507) 215-3215 y con gusto le atenderemos.